Biohumus como futuro de la agricultura

Los cultivos de hortalizas destacadas por su correspondiente contenido de vitaminas y microelementos favorables para el hombre y para los animales y privadas de sustancias químicas tóxicas es uno de los mayores retos de la agricultura contemporánea. La accesibilidad a los abonos artificiales y a los productos fitofarmacéuticos eliminó para muchos años los problemas relacionados con el contenido escaso en el suelo de los correspondientes elementos que representan estimuladores específicos de crecimiento de plantas y permitió también prevenir sus enfermedades. Con el paso del tiempo los agricultores empezaron a observar que este efecto, en contra de las suposiciones iniciales, no es perspectivo y los métodos practicados hasta aquel momento que ayudaban en los cultivos de hortalizas provocaban la esterilización de suelos y el siniestro ecológico. Por esa razón, cada vez son más populares los abonos naturales para hortalizas, también el humus líquido cuyo positivo impacto sobre las plantas fue confirmado por los ensayos llevados a cabo en el Instituto de Jardinería en Skierniewice. El preparado THE Total Humus que contiene el ácido húmico, las huminas y los ácidos fúlvicos es un mejorador de suelos perfecto que vela por el desarrollo adecuado de la microflora que existe en él y que presenta una capacidad automática de lucha contra los microorganismos patógenos, parásitos y elementos y compuestos químicos que frenan el crecimiento de las plantas y que provocan un efecto nocivo para el medio ambiente natural. Acelerando la creación del humus en el suelo, el abono húmico influye sustancialmente en su fertilidad aumentando el volumen de la cosecha hasta un 40% y reduciendo el contenido de nitratos tóxicos más de un 30%.

THE Total Humus – estiércol líquido que ayuda en los cultivos de hortalizas

El abono adecuado del suelo es la garantía de una cosecha abundante. Hasta hace poco fue muy común usar los abonos minerales que aumentaban el contenido de los microelementos en el subsuelo pero al mismo tiempo perturbaban drásticamente la microflora del suelo. Como consecuencia se multiplicaban los microorganismos que causaban el deterioro de las plantas en cada etapa de su desarrollo. Muchos agricultores, para provenir contra las pérdidas de las cosechas, usaban abonos naturales en forma de estiércol. Las investigaciones científicas demostraron que como consecuencia de la fermentación los residuos orgánicos que causan la acidificación fuerte del suelo, creando al mismo tiempo un ambiente favorable para el desarrollo de malas hierbas, entre otros de Rumex hydrolapathum, cola de caballo o llantén menor. El estiércol, considerado hasta hace poco como un abono ecológico más seguro y eficaz para los cultivos de hortalizas, causa también contaminación considerable de suelos con los huevos de los parásitos y de los microorganismos patógenos, reduciendo al mismo tiempo las propiedades nutricionales, de sabor y olor de la cosecha. La solución innovadora que permite mantener una biocenosis natural del suelo es el abono húmico. Obtenido del lignito es rico en ácidos húmicos con una actividad cinco veces mayor que los mismos ácidos provenientes de otras fuentes, también del estiércol y del compost. Exclusivamente contiene componentes naturales, lucha con eficacia contra los microorganismos nocivos que existen en el suelo y no demuestran acción antagonista respecto a la microflora útil en el subsuelo. Goza también de la capacidad de enlazar sustancias nocivas para la salud de los organismos vivos en compuestos químicos no asimilables por las plantas. Al mismo tiempo, es un mejorador perfecto de suelos que enriquece el suelo en nitrógeno, carbón e hidrocarburo accesible para las plantas, imprescindible para su adecuado crecimiento. Mejorando la aireación del subsuelo facilita el acceso del oxígeno a las raíces y proviene contra los procesos de putrefacción. El estiércol líquido, gracias al contenido de los ácidos fúlvicos, garantiza una adecuada estructura del suelo en forma de terrones, incluso en un subsuelo húmedo o inundado.

El aumento de la masa y de la resistencia de las plantas a las condiciones desfavorables del medio ambiente es puro beneficio en el cultivo de hortalizas

El abono del suelo con ácidos orgánicos permite luchar con éxito contra los problemas básicos de la agricultura contemporánea. El biohumus aumentando el crecimiento del sistema radical de las plantas las protege con éxito contra los periodos de sequía que han aparecido en los últimos años. Los cultivos de hortalizas cuyas raíces llegan a una gran profundidad son capaces de sobrevivir incluso unas temperaturas por encima de 30 grados Celsius, manteniendo al mismo tiempo todas las propiedades nutricionales y de sabor. Además es insustituible como agente que reduce las pérdidas de la cosecha después de granizada o deterioro mecánico de las plantas. Como estimulador natural de crecimiento, aumenta la velocidad de incremento de las partes verdes de las hortalizas, permitiendo su florecimiento y formación de frutas. El preparado húmico en forma del abono THE Total Humus aumenta la viscosidad del jugo celular en las plantas lo que las hace más resistentes a las heladas que aparezcan después del periodo de su crecimiento. Los abonos húmicos empleados para el cultivo de hortalizas es también una perfecta desinfección natural para las semillas. Contienen microorganismos amigables para las plantas y, de forma natural, luchan contra los parásitos, bacterias y hongos que atacan aún antes de la fase de la germinación. El abono ecológico para hortalizas que incluye ácidos huminicos naturales reduce también el periodo del impacto desfavorable de herbicidas sobre los cultivos de hortalizas lo que mejora considerablemente sus propiedades nutricionales y de sabor. El ácido húmico protege las plantas también en el periodo de su conservación, proviniendo contra los procesos de putrefacción.

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close